El juego de ajedrez del gobierno Santos

El juego de ajedrez del gobierno Santos
Por Jafeth Paz Rentería
La liberación de la periodista colombo española Salud Hernández y de los reporteros de RCN Diego D'Pablos y Carlos Melo,  evidenciaron un nivel de improvisación en el manejo de la información por parte del Gobierno Nacional, que es esencialmente contradictoria para un gobernante que siempre ha estado en las estructuras de poder y en el diseño de las estrategias comunicativas que lo moldean.
Las diferentes categorías que emplearon para referirse a los secuestros tanto el Presidente de la República, quien inicialmente no reconoció el secuestro, como el Ministro de Defensa, que primero habló de una supuesta desaparición forzada, fueron realmente infortunadas. Al parecer los últimos enterados del secuestro de los periodistas, fueron precisamente el primer mandatario y su ministro de defensa. Como esta es una situación excepcional en un gobierno que ha demostrado estrategias inusitadas en el juego de su ajedrez político, es necesario reflexionar lo siguiente. ¿Hay, realmente, alguna estrategia comunicativa de fondo en ese desenlace?  o sencillamente reflejan un grado de improvisación tan enorme que demuestran un debilitamiento y nerviosismo institucional preocupante?
De estas hipótesis defiendo la última, porque cualquiera podría decir que estas afirmaciones fueron posiciones teóricamente "acertadas"; sin embargo, es casi imposible que los organismos de inteligencia del Estado y las autoridades locales no tuvieran un conocimiento detallado de las circunstancias que generaron el desenlace del secuestro de los periodistas.
Ahora bien, considero que la encuesta de Gallup, la cual revela una desaprobación del presidente Santos del 69% y el descenso en la percepción positiva de los colombianos sobre los diálogos de la Habana, que según el mismo estudio el 57% creen que van por mal camino, ha generado mucho nerviosismo y deseos de una noticia positiva de impacto, que en los próximos días puede ser el cese bilateral del fuego con las Farc.  En el caso del ELN, aunque continúa el rechazo por sus actos, todo parece indicar que lograron dejar el mensaje de que tienen control territorial en algunas zonas del país y además, que tienen capacidad de incidir en la agenda política.
Por eso el exceso de prudencia en este suceso y el debilitamiento que padece el gobierno Santos en la actualidad, eventualmente, solo podría superarse con la pronta comunicación del Acuerdo Final con las Farc. Si llegaren a fracasar los diálogos de la Habana y no se formaliza la mesa de encuentros con el ELN, el juego de póker del presidente estaría en el peor de los mundos.
CAM00048 Noticia Relacionada Plantón y Enfrentamiento Ideológico
Compartir está noticia:

0 Comentarios

Aun no hay comentarios!

Puedes ser el primero en comentar comenta está publicación!

Deja un comentario.