Diez ambientalistas de Nicaragua detenidos en la zona donde se construirá el futuro Canal

Diez ambientalistas de Nicaragua detenidos en la zona donde se construirá el futuro Canal

La ley rectora del canal de Nicaragua, aprobada en junio de 2013, establece que las tierras de los campesinos e indígenas podrán ser expropiadas sin derecho a apelación, y serán administradas por HKND Group.

Por EFEverde

EFEverde.- La franja de Nicaragua donde está previsto se construya un canal interoceánico, a cargo de la firma china HKND Group, es actualmente una "zona de excepción", denunció hoy un grupo de organizaciones ambientalistas del país, tras la detención de 10 miembros.

“Las regiones colindantes a la ruta prevista para la construcción del canal interoceánico en Nicaragua han sido convertidas en una ‘zona de excepción’, tanto legalmente, como en la práctica”, alertó el denominado Grupo Cocibolca en un pronunciamiento.

Esta posición del Grupo Cocibolca, que también integran científicos prominentes de Nicaragua, fue emitida luego de que la Policía Nacional retuvo a cuatro nicaragüenses y seis miembros extranjeros de la Caravana Mesoamericana del Buen Vivir.

Las detenciones ocurrieron mientras los implicados intentaban construir cocinas ecológicas en una finca ubicada en la franja del proyecto canalero, al sur del país. Los nicaragüenses retenidos son campesinos que se oponen a perder sus tierras por la construcción del canal y entre los extranjeros detenidos, que fueron expulsados el pasado lunes del país, estaban tres mexicanos, un español, un costarricense y una argentina.

Afectados los derechos de los habitantes de la zona

Las detenciones se dieron luego de que una cocina explotó de forma accidental, el sábado pasado, en una vivienda de una comunidad que se encuentra sobre la ruta prevista del canal.

Según el Grupo Cocibolca, los derechos de los habitantes de la zona están siendo afectados, ya que se están criminalizando sus actividades y se está impidiendo el desarrollo de la solidaridad internacional.

“Nos parece absurda la actitud del Gobierno de Nicaragua, de intentar criminalizar esfuerzos de solidaridad internacional hacia comunidades u organizaciones que no tienen asociación política partidista”, indicaron.

Los ambientalistas también condenaron la prohibición de investigaciones independientes en la zona del proyecto, y las “campañas que pretenden desprestigiar al movimiento campesino”.

El Grupo Cocibolca llamó a las autoridades y a los nicaragüenses a “resguardar la integridad del territorio”, como una condición clave para el funcionamiento del Estado de Derecho.

La ley del Canal

La ley rectora del canal de Nicaragua, aprobada en junio de 2013, establece que las tierras de los campesinos e indígenas podrán ser expropiadas sin derecho a apelación, y serán administradas por HKND Group.

Dicha legislación también establece que HKND Group será garante de que nadie ingrese a las selvas del extremo sureste de Nicaragua, que también estarán bajo su administración.

Medidas como estas son las que despiertan incomodidad entre los campesinos afectados, ambientalistas, iglesia y otros sectores de la sociedad nicaragüense, que consideran que el presiente Daniel Ortega vendió parte del territorio del país a la firma china.

El proyecto del canal consiste en una vía acuática de 276 kilómetros de longitud y 230 a 280 metros de ancho, e incluye dos puertos, un aeropuerto, dos lagos artificiales, dos esclusas, un área de libre comercio y complejos turísticos, entre otros.

La construcción del canal interoceánico está prevista para concluir cinco años después del inicio de las obras más importantes, programadas para fines del presente año.

La ejecución costará 50.000 millones de dólares, según HKND Group, y Nicaragua espera que su construcción cree unos 50.000 empleos y duplique el producto interior bruto (PIB) nacional.

Información publicada en www.efeverde.com

Compartir está noticia:

0 Comentarios

Aun no hay comentarios!

Puedes ser el primero en comentar comenta está publicación!

Deja un comentario.