1 Comentarios

  1. José Ignacio Ovalle Silva marzo 25, at 22:36

    Afrontar el fracaso para los  investigadores es cotidiano porque se trabaja sobre el ensayo y el error y se invierten grandes sumas de dinero, mucho tiempo y esfuerzo. Cuando logran proponer algo su éxito muchas veces no les dura mucho tiempo, porque tiene más críticos  y competidores que buscan echar abajo sus teorías. Pero son tercos, testarudos y persistentes. Tienen enemigos los dogmáticos que se disfrazan de monjes y/o políticos que se confabulan con las élites gobernantes para sumir a los ingenuos en la ignorancia, para mantenerse en el poder.

    Reply

Deja un comentario.